The Hate U Give (Little Infants Fucks Everyone)

8.3.17


Starr Carter de 16 años se mueve entre dos mundos: el barrio pobre en el que vive y la lujosa escuela a la que va. El difícil equilibro entre estos mundos se derrumba cuando Starr es testigo de cómo un policía mata a su mejor amigo de la infancia, Khalil, cuando estaba desarmado.
Poco tiempo después su muerte está en los diarios de tirada nacional. Algunos lo tratan de mafioso, dealer y pandillero. Manifestantes toman las calles en el nombre de Khalil. Algunos policías y el narcotraficante del barrio intentan intimidar a Starr y a su familia. Lo que todos quieren saber es qué pasó realmente esa noche, y la única persona viva que puede responder eso es Starr.
Pero lo que Starr haga o deje de hacer puede afectar drásticamente a su comunidad. Y también poner en riesgo su vida.
Gracias a Balzer + Bray por el ejemplar digital. Salió en inglés a fines de febrero y pronto Océano lo publicará en español.

Ni siquiera puedo empezar a reseñar este libro. Librazo, disculpen. No puedo ni empezar a reseñar este librazo porque tiene tantas cosas buenas que va a parecer que, no sé, me pagaron muchos verdes para hacerlo. Guys, really, no puedo siquiera pensar en una cosa mala que tenga... así que voy a enumerar todas las buenas. Sorry, that's just the way I roll.

Angie Thomas escribe con slang. Mucho slang. Probablemente en la traducción se pierdan muchas cosas (si tienen la oportunidad léanlo en inglés, les aseguro que no necesito leerlo en español para decirles que la experiencia es totalmente distinta), pero... me estoy riendo sola en mi habitación, disculpen (?) porque todos mis profesores, desde materias relacionadas a la lectura y la escritura hasta de talleres literario siempre me dijeron que no escriba como hablo, porque todos hablamos muy mal, con modismos y abreviaciones, y palabras mal usadas, y esta oración se está haciendo muy larga. Pero yeah, you get my point.
My parents haven't raised me to fear the police, just to be smart around them
Así que qué sorpresa me llevé cuando me encontré con que Angie Thomas utiliza la escritura oral (?) como un recurso. Starr además de la protagonista es la narradora, así que durante la lectura nos encontramos con jerga, slang, modismos de PoC (people of color porque si escribo negro 1. si algún angloparlante lee esto puede pensar que estoy insultando a alguien 2. hay gente idiota que tiene prejuicios "contra los negros" entonces decir "negro" para ellos es insultante cuando actually it's just a fucking color). No vas a leer la típica narración que podés encontrar en cualquier libro: esta es seca, fuerte, directo al punto. Hay verbos mal conjugados, pronombres mal utilizados y muchas cosas que muchos hacemos todos los días sin darnos cuenta. ¿Lo mejor? No molesta en lo absoluto, es fantástico. Fue el primer libro que leí así y me encantó por demás. Le da una personalidad muy distinta en cuanto a la oferta de YA.

Por otra parte, cortito y al pie, no se enfoca en las relaciones amorosas ni nada de eso; es algo secundario, e incluso una de ellas (la de Starr con su novio) nos lleva al siguiente punto: PoC vs white people.

Lo que me encanta es que Angie tiene los ovarios bien puestos y dice lo que tiene que decir: muestra en detalle cómo los caucásicos tienen (¿tenemos?) prejuicios en cuanto a la gente de color, pero cómo éstos también tienen problemas con los caucásicos, aka "blancos". Y subliminalmente, si se quiere, está la pregunta de quién fue primero, el huevo o la gallina (acá sí sabemos quién fue primero, pero you get me).
People like us in situations like this become hashtags, but they rarely get justice
Al papá de Starr no le gusta mucho la idea de que su hija salga con alguien caucásico, así que ella y Chris, su novio, lo mantienen en secreto. Me hizo acordar a los padres asiáticos, que quieren que sus hijos/as salgan sólo con otras personas asiáticas de buena familia, y muchas veces no permiten que se casen. Gosh that's weird.

Y como Starr además va a "una escuela de blancos" privada, tiene dos vidas cual Hannah Montana: la Starr de color, petty y sassy, que tiene su acento y forma de hablar de barrio, y la Starr de la escuela, que piensa todo lo que dice antes de siquiera comenzar a formar las palabras en su cabeza, que es correcta y que hace todo lo posible para que no la tengan como la chica negra del gueto. Ugh, qué fea queda la palabra gueto en español. Arruinamos todo.

Anyway, Angie Thomas hace todo bien y da cuenta del ida y vuelta que hay con los prejuicios. La idea de que caucásicos no se puedan vestir con ropa deportiva/zapatillas del tipo Jordans porque sino "están intentando ser negros" (their words not mine) está presente todo el tiempo. La identidad de la gente de color y qué los diferencia del resto (así como de la gente de color que no vive en un barrio peligroso) es muy interesante, porque además lo escribe una autora de color que, por lo que nos deja entrever en los agradecimientos, vivió en un barrio como el de Starr. Sabe de lo que habla. Entiende que no está escribiendo un librito de conejos paseando por el bosque. This. Is. Some. Real. Shit *golpea el escritorio frunciendo el ceño*
Good-byes hurt the most when the other peron's already gone
Y una de las mejores cosas es cómo toma la cultura popular y la introduce de una forma completamente natural, cosa que les cuesta mucho a la mayoría de los autores del YA por alguna razón que no puedo terminar de entender. Osea, comprendo que no todos tuvieron 11 años cuando High School Musical se estrenó por Disney Channel ni fueron con su hermana a la casa de su abuela a verla porque en ese momento no tenían cable pero ya sabían de todo el hype (yep that's me, that's what I did. Not even ashamed), pero no hay necesidad de meter a la franquicia en alguna conversación tonta que dé cuenta de cuan fuera de la onda están. En serio. Ya lo sabemos (?)

Pero Angie Thomas está en todo. Y cuando digo todo es todo. Sabe tanto de la cultura popular "blanca" como "negra". Sabe diferenciarlas, sabe hacer humor con respecto a eso, y más que nada los comportamientos alrededor de eso: hay una gran diferencia en cómo unos reaccionan a los Jonas Brothers y otros a Tupac. Son tipos de lucha diferentes, y no por eso alguna es menos valiosa que la otra (aunque todo depende en dónde te pares vos y desde qué lugar hablás). De ahí que la autora hable de la gran controversia que hubo entre Black Lives Matter y el ¿semi-contramovimiento? de All Lives Matter. Me sorprendió muchísimo que se hablara de eso, y los que me tienen en Goodreads pudieron ir viendo mi especie de adoración absoluta por cada página que pasaba. Tiene los ovarios para decirlo y no quedarse quieta y del lado de la gente de color, man. Sacó los trapitos al sol de ambos "lados", and I respect that shit.
Sometimes you can do everything right and things will still go wrong. The key is to never stop doing right.
Para ir terminando, porque esto se está haciendo muy largo y después no me leen las reseñas y me comentan "buena reseña me paso te pasas? XDDD" cual Fotolog 2007, más allá de que podamos extrapolar toda la idea de la lucha Black Lives Matter en nuestra sociedad (ya lo comparé con policía vs. los chicos de la villa a los que controlan cual mafia, y si se quiere podría también compararse, aunque a otro nivel, con el Ni Una Menos), es un libro con una personalidad muy fuerte. Fortísima (let me write fuertísima en paz, dammit). Por más que muestre las vergüenzas de ambas partes, Angie (ahre le decía Angie cual amiga de toda la vida) sabe dónde está parada y qué quiere comunicar... y lo más importante: cómo. No escribe una novelita pedorra desde el punto de vista blanco para vender a Fox y nada más (¡¡¡va a ser una peli!!!), sino que es una novela militante que tiene algo que decir al mundo, con la que puede usar su voz... como Starr.
We let people say stuff, and they say it so much that it becomes okay to them and normal to us
Habla de las pandillas, de los dealers, de las deudas de sangre y de plata y de droga y de todo que tienen los pibes con los que manejan las pandillas, por lo cual la única salida que tienen es la cárcel o la muerte a manos de otros, de la policía o de los suyos. Violencia policial, abuso de poder, la familia de sangre y elegida por igual. La identidad de uno y nuestra dignidad e integridad. Habla de todo eso en menos de 500 páginas, y sé que me voy a desmayar cada vez que tenga que hablar de este libro. Maravillas si las hay... lean este libro. No se arrepientan de no darle una oportunidad. Déjense atrapar por la maravillosidad (¿?) de Angie Thomas, por su estilo y su historia. Pero también por las luchas sociales, por los derechos y por estar siempre en busca de algo mejor para los que vendrán después de nosotros.

The Hate U Give Little Infants Fucks Everyone. Be roses that grow in the concrete.

7 comentarios:

  1. Ya moría de ganas por leerlo, de hecho lo tengo en mi wishlist de BD, pero con tu reseña esas ganas aumentaron exponencialmente. Basta Flor, voy a quebrar por tu culpa (?

    ResponderEliminar
  2. Te pasas.
    En el buen sentido.
    Estas segura que no te pagaron? JAJAJA
    Me gusto tu reseña, lo que decís y la sinopsis promete.
    AMO LOS LIBROS DIVERSOS.
    LOS AMO.
    VENGAN A MI.

    Lo voy a buscar en bookdepository.
    Adios.

    ResponderEliminar
  3. DIOS MÍO.
    Ya había visto este libro, pero me has convencido de que yo debo leerlo.

    ResponderEliminar
  4. buena reseña me paso te pasas? XDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajja nah, mentira. Ya te dije que amo tu estilo en las reseñas? y agradezco que no hayas hecho caso a esos profesores o quienes fueran, porque escribir como se habla es un arteh(? Lo que sé que sí sabés es que cada vez tengo más ganas de leer este libro, así que calmate con el hype porque me voy a enfermar por no tenerlo ajjaja.
      baii

      Eliminar
  5. Tengo este libro en mi mesilla y tengo MUCHISIMAS ganas de leerlo de una vez. He leído cosas tan buenas de el (y justificadas) que no se como me he podido resistir a no empezarlo en cuanto me llegó hace una semana.
    Parece un soplo refrescante entre la contemporánea juvenil de hoy en día :')

    ResponderEliminar
  6. Bueno, no tenía NI IDEA de este libro, para comenzar. Y qué lástima no haberlo conocido. Ahora mismo lo pongo en goodreads como "want to read", porque me convenciste totalmente, mujer. Me gustaría leerlo en inglés (a ver si lo consigo en alguna parte), en el idioma de la autora, para sentirlo más real. Estoy segura de que me encantaría, porque de antemano la temática me parece un mil, es re interesante.
    AMÉ (en letras grandes) tu reseña. Buenísima, Flor.

    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar

¿Algo para decir?