Pointe

4.2.15

Theodora está mejor… Está alimentándose otra vez, volvió a salir con chicos casi adecuados,y está en carrera para convertirse en una bailarina de elite.Pero cuando su mejor amigo, Donovan, aparece luego de haber estado secuestrado durante cuatro años, se ve sacudida por sucesos y recuerdos del momento del secuestro.
Y del secuestrador…
Donovan no dice nada sobre lo que vivió en su cautiverio y, aunque Theo sabe que ella no es culpable de lo sucedido, decir la verdad podría poner en peligro todo por lo que tanto luchó: su figura, su carrera en el ballet, su reputación, ¿su amor? ¿Es la traicionada o la traidora? Nadie sabe su secreto. Hablar sería terrible. Pero callar puede ser mucho peor.
Brandy Colbert brilla en esta desgarradora novela sobre la verdad, sobre nuestra intimidad y lealtades. Su pluma maneja la trama mientras el lector asiste, conmovido, al drama interno de una protagonista extenuada física y mentalmente.
Una historia que angustia, estremece, rebela y nos invita a no sufrir en soledad, a hablar, a pedir ayuda. Porque la única salvación es cuidarnos unos a otros…
Gracias a V&R Editoras por el ejemplar.

Había visto Pointe en Goodreads, hace ya un tiempo. Lo primero que hice fue agregarlo a to-read, con la vaga esperanza de que algún día llegara a Argentina (porque vieron que acá en general si no llega dos años después de su publicación en el resto del mundo no llegan, ¿no?). 

Cuando me enteré que V&R lo iba a sacar pero que aún no tenían fecha decidida, me calmé un poco porque al menos sabía que iba a poder leerlo. Y tal fue mi sorpresa al tenerlo en mis manos durante el mes de enero, sabiendo que en febrero todos lo iban a tener a su alcance, que no tardé más de un día en empezarlo.

Y ya se imaginarán qué me pareció.

(CUIDADO: reseña larga debajo de esto)

Al principio me sentía un poco decepcionada porque, a pesar de que la historia, la narradora, cómo se iban desarrollando los hechos y demases de cosas que siempre me fijo al leer un libro me estaban gustando mucho, no estaba llorando. Es que no sólo tiene una sinopsis sobre temas terribles, sino que además el libro trata exactamente sobre eso: cosas terribles y cómo éstas se reflejan en la mente humana y el comportamiento de la sociedad.

Pero comenzando desde el principio, este libro tenía todas las cosas que me gustaría leer en muchos otros libros (que, como al parecer la literatura en general es caucásica, no aparecen muy a menudo):

Una protagonista que representa a minorías, al igual que como mínimo tres personajes importantes más: todos son negros, y algunos con historias familiares relacionadas con la historia de la lucha de razas en Estados Unidos y en el exterior.

Un libro con personajes reales que tienen que lidiar con problemas reales en una sociedad real: la protagonista no es una pobre inocente que no sabe lo que hace ni lo que pasa, con un supuesto problema ¿mental? exagerado para crear un personaje más ameno y con la exacerbación de las primeras veces. Sí, estoy resumiendo lo único que me quedó de The perks. Disculpas si a vos te gusta.

Un manejo responsable y realista de un problema de salud que afecta al buen funcionamiento de la mente de la persona: Theo, como se deja entrever en la sinopsis, tiene problemas alimenticios. O, más bien, los tuvo... pero como sucede en la realidad, la persona nunca se cura del todo. La autora se animó a responsabilizarse por un personaje con un problema tan grande como este, y no dejó de lado lo que realmente pasa para moldear a Theo como a ella le gustase y le fuera más fácil de escribir.

No hace apología del problema, sino que concientiza. En Frío, de Laurie Halse Anderson, cuenta con demasiados detalles cómo la protagonista es anoréxica (y no me acuerdo si bulímica también). Odié ese libro porque prácticamente sigue el mismo camino de Abzurdah, de Cielo Latini: da herramientas para los que tienen problemas alimenticios. No sé en el resto del mundo, pero en Argentina en televisión está prohibido que los especialistas hablen de formas de suicidio para "no dar ideas", en el caso de que tengan que hablar por algo en particular. Bien, a pesar de lo que significa censurar, se tendrían que prohibir los libros que hacen apología de los problemas alimenticios como los dos que mencioné antes. No hacen más que dañar.

Por último en esta enumeración, y que es lo que me hizo dudar al principio cuando no pasaba, es que no es un libro lacrimógeno. Volviendo a un punto anterior, Brandy Colbert se responsabiliza por la historia: no lo escribe como un libro para vender más y mejor, para que todos lloren y lo aclamen como el libro YA de las nuevas generaciones o alguna bobada como esas, como pasa muchas veces. No victimiza a Theo, ni a Donovan, ni a nadie que haya sufrido por alguna u otra razón. 

Como dije en Goodreads, recién lloré en la página 373, cuando sólo me quedaban once páginas para terminarlo. Pero no fue porque la autora tiró la bomba ni nada parecido: no tiene un momento dramático en el que se cae todo y ahí podés llorar tus penas.

Colbert logra que te sientas Theo... incluso si sos hombre (pude comprobarlo con otro lector, así que es promesa plausiblera). Sos Theo en el estudio, con sus amigos, con su interés amoroso. La autora logra que seas Theo durante las 384 páginas que dura su novela, y una vez que vas llegando al final vas entendido. A Theo, a la autora, a todos. Te sentís orgulloso y a la vez no, y tus sentimientos van cambiando. Y por eso recalco este libro y esta historia.

Y para terminar (sí, Flor, ya era hora) voy a resaltar una última cosa: Theo es una protagonista y narradora espectacular. En serio. Por fin tenemos a una protagonista mujer en una ficción realista que es capaz de valerse por sí misma, ¡por Dios! ¡Hace meses vengo leyendo a mujeres que se tienen que valer de hombres para hacer un huevo frito o servirse gaseosa en un vaso! *cofcofcof*. El final... el final, que nos demuestra que haber estado junto a Theo durante toda la novela haya valido la pena. Yo, al menos, me sentí orgullosísima con ese final.

Espero que este libro sirva para que se empiecen a hablar de otras cosas y tomar otras precauciones. Las cuestiones que suceden en esta novela, como los problemas alimenticios (y hay varios más, pero no quiero spoilearles nada por más pequeñito que sea), no le pasan "al otro". Te pueden pasar a vos, a un familiar, a un amigo o a quien sea. Siempre se tiene que estar con los ojos bien abiertos y acompañando a través del tiempo. Esa es la única forma de que las heridas ardan un poquito menos.

¡Espero que lo lean! ¡Es novedad de febrero de V&R, así que espero que puedan conseguirlo prontito y me cuenten qué les parece!

PD: no, no hay citas. El libro en sí es algo para resaltar, so... no.

9 comentarios:

  1. Pues no conocía este libro pero me has dado muchas ganas de leerlo! <3

    ResponderEliminar
  2. Holu c:
    Estaba esperando tu reseña flor♡
    Cuando recién lo vi me llamó más que nada la portada pero viendo que te gustó tanto mis ganas de leerlo aumentaron x1000
    Así que espero verlo la próxima vez que vaya a una librería porque *.*
    Besos :3

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola Flor!
    Como te he dicho por otra red social tengo esperando este libro bastante. Tu opinión me ha dejado sin palabras, la historia se ve que va ser muy real y con temas muy fuertes, espero llegar a entender el proposito de la autora con esta novela. Solo estoy contando los dias para leerlo. —solo estoy esperando a que llegue a méxico—
    Muchas gracias por la reseña
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Hola Flor!
    A Pointe lo conocí por Leo de Sueños y palabras y desde ese momento quise leerlo. Me re llama la atención y me gusta el género, así que lo tengo pendiente.
    En cuanto a los problemas alimenticios. No leí Abzurdah y la verdad es que no sé si quiero. Pero el año pasado leí Frío, y me encantó. Más allá de que de herramientas para la gente que sufre la misma enfermedad, me gustó por la forma en que la autora construyó el personaje y las herramientas que usa en el libro para demostrar lo enferma que Lia está. Amé todos los recursos que usa Laurie a lo largo del libro. Y agarré el libro con miedo porque pensé que iba a odiar a la prota (los problemas alimenticios me parecen una mierda y no me siento para nada identificada con ellos). Pero al final entendí al personaje, incluso cuando Lia es autodestructiva y se sigue empeñando en no comer y ser un esqueleto con piel.
    Con Frío me la pasé llorando... y una amiga a la que se lo hice leer me dijo que lloró solo en una parte. Creo que la forma en la que nos afectan los libros, sus historias y las cosas que le pasan a los personajes son completamente subjetivas. Así que que solo lloraras cerca del final no tiene nada de malo.
    Quiero leer Pointe... ya me voya fijar si lo encuentro en las librerías.

    Que andes bien.

    ResponderEliminar
  5. Este libro me llama muchísimo la atención y hay tantas cosas de la reseña que me hacen desearlo aún más que no sé por dónde empezar.
    Por ejemplo, me gusta que menciones el tratamiento que le da el autor a la enfermedad. Me molesta mucho cuando no le dan a esas cosas el tratamiento adecuado, sobre todo hoy por hoy que abundan tanto los libros con gente enferma.

    Por otro lado AMÉ que resaltaras que el autor no escribió algo lacrimogeno porque eso vende. DETESTO a los autores que hacen eso, que meten golpes bajos porque saben que vende. El primero que se me vino a la mente al leerlo fue ese autor tan falso y de moda que me cae fatal y creo que a vos no te simpatiza mucho tampoco :P

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Como dice Meli aquí arriba, últimamente han salido libros sobre distintas enfermedades y los autores muchas veces no saben cómo manejarlos. Más que nada porque en realidad no sabemos cómo funciona la mente de esas personas, lo autodestructivos que los seres humanos podemos llegar a ser. Del libro no había escuchado nada pero V&R Editoras trae libros bastante buenos así que no es de extrañar. No sé si me anime a leerlo porque no es mi tipo de género pero es bueno saber que existen libros que manejan mejor estos temas :)

    Un beso, Flor<3

    ResponderEliminar
  7. Hola Florchu!
    Me gusto como describiste el libro, la verdad parece una buena visión del tema. El único acercamiento que yo tuve a esta temática fue con Abzurdah, que me lo prestó un amiga y la verdad que si es dañino y da muchas ideas para gente que se encuentra en este problema o comenzando con él.
    Me alegro que te haya gustado, yo si Mai lo compra lo leo jejjee
    Besitos :)

    ResponderEliminar
  8. Hola Flor!! Estaba esperando tu reseña porque vi que hiciste muy buenos comentarios sobre este libro. No terminé de entender muy bien de que trata la historia pero es un libro que quiero leer, sin dudas que la protagonista sea real, con problemas reales pero sea fuerte a la vez le suma mucho. Cuando lo lea te cuento que me parecio ^^

    ResponderEliminar
  9. Hola Flor, con tu reseña me dieron más ganas de leerlo, pero estoy como Gime aquí arriba no termino bien de ver por donde anda la historia. Este mes no pensaba comprarme libros pero voy hacer la excepción

    ResponderEliminar

¿Algo para decir?