Loba

24.2.15

El rey Lobo gobierna con mano de hierro en Moriana, un país que basa su prosperidad en la esclavitud y la guerra. Angustiado por una maldición según la cual jamás podrá tener un hijo varón, Lobo desatiende a sus dos hijas, en especial a Soledad, la primogénita, que no logra el cariño de su padre por más que lo intenta entrenándose en cacerías y combates simulados. Cuando la noticia de una amenaza terrible —un dragón— llega a la corte, Soledad acepta la responsabilidad de partir a los confines del reino para ver cuánto hay de verdad en los rumores. Esa búsqueda la llevará a conocer la amistad, el amor, la magia y, en última instancia, la esencia de sí misma.

Gracias Ediciones SM por el ejemplar

Loba es un libro de fantasía épica... sí, ese género que en general no me gusta para nada pero que intento leer de vez en cuando para poder variar un poco.

Este libro me llegó de sorpresa con otro que le había pedido a la editorial, y aunque lo miré con desconfianza poquito tiempo después me animé a agarrarlo. Gran error. Estuve trabada durante cinco meses en las mismas páginas, hasta que un día decidí que la tortura tenía que terminar... así que me lo terminé en otra semana. No es broma, y acá las pruebas:


(Click para agrandar)

Después de cinco meses terminé esta historia por la que tanto me costó avanzar. Prácticamente me deprimía tener que volver a agarrarlo para seguir leyendo y no quedarme en las primeras 140 páginas, al igual que ahora me deprime tener que escribir la reseña.

Me voy a basar mucho en la opinión que escribí en su momento en Goodreads, y voy a decir exactamente lo mismo que cuando empecé: es un libro muy bonito, contado poéticamente y con unos detalles preciosos. ¿Y saben qué le hubiera subido más el puntaje?

En primer lugar, la extensión. Sé que en general los libros de fantasy y fantasía épica necesitan mucha explicación y, en consiguiente, muchas páginas... pero mientras éstas no sean fluidas entonces puede tener 50 que no voy a poder leerlas todas seguidas. Es decir, no es un tema de la cantidad de páginas sino de lo que se desarrolla en ellas.

Su patria, como afirmaban sus poemas, era el viento.

Loba tiene poco más de 500 páginas y cada una de ellas se me hizo pesadísima. El tono del libro es totalmente igual, y en mi opinión fue un error narrarlo desde la perspectiva de la que se narró; si, en cambio, cada capítulo que se centra en un escenario en específico estuviera narrado por un personaje distinto (supongamos a Soledad, Lobo, Cuervo, Ámbar, Tengri y alguno más) se hubiera hecho mucho más interesante.

Diferenciando a los personajes por su voz creo que el libro hubiera tenido muchísima más dinámica y no me hubiera costado tanto leerlo. Obviamente esto desde lo personal, porque sé que a muchos les gustó la forma en que está narrado.

Además, siguiendo con el tema de la cantidad de páginas, para mí habría que sacarle entre 200 y 300. Hay mucho, mucho, mucho relleno entre una escena y otra, y se te hace imposible avanzar sin querer tirarlo una o dos veces contra la pared (sentimiento real, eh). Teniendo en cuenta de que hasta la página 200yalgo no empieza la "acción", y va entre comillas porque para mí lo que pasa no se llama acción, se podría evitar tanta cháchara inútil sobre personajes inútiles.

El hombre teme al rey, la mujer al hombre, el esclavo a la mujer y todos al mundo.

Y hablando de eso, ahí tenemos el segundo lugar: la cantidad de personajes. Ni siquiera con Tolkien me confundí tanto, y hablo en serio. El Hobbit parece un microrrelato comparado con éste.

El libro en sí, como dije, cuenta con diferentes escenarios: el castillo del Lobo con su séquito, sirvientes, esposa, hija, enemigos...; la travesía de Soledad en Peña Verde, los bosques y otros lugares con Cuervo, tooodos sus compañeros, los enemigos, los rehenes...; cosas diseminadas por el planeta: el Unicornio, Tengri, los maestros y familiares de Cuervos que están chusmeando todo desde un caldero mágico, los tungros y tooodas sus escenas, Peña Verde en sí misma cuando no está Soledad y su gente, con Ámbar, Liaza, sus familares, todos los vecinos... y sé que me estoy olvidando de varios.

Son como 70 personajes que no te podés acordar por más que te interese hacerlo. La autora da demasiada importancia a gente que no tiene por qué existir, o hace escenas para personificar personajes que no lo necesitan porque no son necesarios como para ser siquiera secundarios. ¿Los soldados amigos de su padre? ¿Para qué tiene escenas con ellos si no van a volver a aparecer más que en una o dos escenas más y de forma muy de extras? Si la idea era mostrarnos lo egoísta y fea que era Soledad + su mal genio, entonces podríamos haberlo notado a lo largo de la novela, ya que es completa y absolutamente insoportable y soberbia el resto del libro.

Cuervo le había dicho que el Unicornio permitía que las vírgenes puras se le acercaran. ¿Seré pura yo?, se preguntaba mordiéndose los labios. ¿Es puro quien admira tanto la belleza que se olvida de la bondad?

Creo que son demasiadas situaciones y personajes, tantos como para no dejar que te concentres en la historia: estás tan pendiente de recordar cuál personaje era cuál que te perdés de qué se habla y qué está pasando... o al menos eso es lo que a mí me sucedió. No pude digerir todas las cosas que pasaban mientras intentaba pensar de qué me estaba perdiendo, y eso es muy molesto.

En tercer lugar están las situaciones. No me tomen de idiota, pero jamás terminé de entender cuál es el conflicto principal... porque no hay. Se dan 300 problemas, idas y vueltas de cada uno de los personajes que entorpecen de forma muy irritante la lectura. Tagaste siendo un eunuco y dejando entrever que siente algo por Soledad pero que sólo es su sirviente/amigo; Senen siendo traidor y tramando cosas para derrocar al Lobo y para salir ganando; el Lobo borracho y sin heredero, llorando por su esposa muerta y prácticamente despreciando a todos a su alrededor; Soledad que quisiera ser hombre y por eso sale en busca de la aceptación de su padre pero que en el camino se encuentra con otra cosa, lloriqueando de vez en cuando porque es fea y nadie la quiera; Cuervo con su odio, el despertar de Tengri y rehabilitación, la bronca de sus maestros y su poder; Ámbar con su sed de aventura y libertad, la relación con su abuela y con su familia...

-Hay días, como este, en los que creo entrever un orden más amplio que nos gobierna a todos sin que nos percatemos de ello. Todos estamos atados a leyes insondables: nacimos para saber que vamos a morir. ¿Por qué? Hermanos, un pobre mago que trabaja con las plantas, como yo, no es nadie para responderlo. Algunos aman, otros odian... Pero si detrás de este misterio existe otro más vasto que se resuelve poco a poco, un misterio que incluyera nuestras acciones... ¿no sería mejor que nos entregáramos a ese destino con la decisión de hacer bien? Lo demás está en manos de lo inescrutable.

Y podría seguir. Les juro por el amor de todo que podría seguir. ¿El problema es el despertar de Tengri y su odio contra Moriana, Alosna, el Unicornio y Soledad? Digo, porque si es así yo no lo noté. Esto apenas se toca en toda la historia: hay pensamientos de Tengri al respecto y escenas del Unicornio y su virgen, pero hasta ahí. Todos están tan ocupados con sus propios problemas (y la autora los desarrolla tanto) que opacan completamente a lo "grande". Es más, tan poca importancia se le da a la historia que la pelea final y definitiva se resuelve en dos carillas y de una forma totalmente absurda. SPOILER Estuve 490 páginas comiéndome la perorata de los personajes y del dragón, aguantándome las ganas de ponerlo para el asado... y el dragón decide suicidarse cuando tiene a Soledad frente a frente. En serio, eh. No es joda. Juro por Dios que no es joda FIN DEL SPOILER. Cuando esto termina teóricamente Soledad va a tener un cargo importante, así que se vuelve a dejar de lado el problema principal, ahora resuelto y olvidado. Sí, entendí la moraleja de la lucha con Tengri, no soy idiota... pero aún así me estafaron con 490 páginas de sufrimiento mental para que en dos carillas termine. Meses para llegar a eso y en cinco minutos se resuelve.

Sabía que iba a morir, porque los dragones eran mortales, pero vivía como todos los hombres y los dragones: creyendo que creía en la muerte, pero viviendo como si fuera inmortal.

Yendo al cuarto (y último) lugar, se vuelve a los personajes. En mi caso no me identifiqué con ninguno, lo que hizo aún más difícil la lectura. Además, el crecimiento de Soledad me pareció casi nulo. De la nada "madura" y deja de ser una resentida llena de odio y ganas de orgullecer a su padre para pasar a ser una chica libre cuasi hippie de amor y paz, no a la guerra. Jinjja. La segunda Soledad se me hizo más amena, eso sí... pero ni siquiera. El único que no me irritó hasta la muerte es Tagaste, pero no pude obtener ni migajas de conocimiento de su vida más allá de servidor del rey :)))

No hay mucho que resumir. Siempre digo que lean ustedes mismos lo que a mí no me gusta, así que ahí tienen, aprovéchenlo. Espero que no les disguste tanto como a mí y que puedan disfrutarlo un poco más... y en menos tiempo.

6 comentarios:

  1. Uy, qué mal que no te gustó y te costó tanto leerlo :c Yo me lo compré en la feria del libro del año pasado, y aunque todavía no pienso leerlo, espero que cuando lo haga me guste un poco más que a vos :P

    Besotes ^^

    ResponderEliminar
  2. Justo lo empecé a leer.
    Por suerte que no tengo problema con que haya muchos personajes :)

    ResponderEliminar
  3. No me llama para nada el libro pero agradezco tu reseña. Un beso y te espero en mi blog!!

    ResponderEliminar
  4. Hola Flor!
    Buuuuuuuuuu le tengo unas ganas tremendas a Loba así que por ahora le voy a tener que bajar las expectativas.
    Y vos sabes que historias como esta llevan tiempo y mucho trabajo para que queden buenas tenga sentido y esté todo bien construido. Vamos a poner de ejemplo los libros de Juego de tronos, Martin tarda años en escribir cada libro, pero los personajes están muy bien construidos, la historia es super compleja pero se va entrelazando re bien y las perspectivas múltiples son geniales aunque por ahí te toca alguna que no te entusiasma mucho.
    Escribir una historia de fantasy copada no debe ser para nada fácil.
    Así que ya veremos qué tal Loba cuando pueda leerla.

    Que andes bien.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!
    Desde que ví este libro en la biblioteca de mi cuidad, me llamó la atención.
    Aunque he leído reseñas muy dispares y eso me echa mucho para atrás. No sé si le acabaré dando un oportunidad.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  6. Yo lo termine de leer en una semana y eso porque tenía que hacer una reseña de este libro para mi clase de comunicación, no dormí como tres noches, pero al final acabo por agradarme se los recomiendo, aunque si hay que leerlo con mucha paciencia.

    ResponderEliminar

¿Algo para decir?