Reseña: Si tú me dices ven lo dejo todo... pero dime ven

15.1.15


Un hombre abandonado por su pareja revive su infancia para encontrarse mientras busca a un niño desaparecido.
Cuando crees que conoces todas las respuestas llega el Universo y te cambia todas las preguntas...
Dani se dedica a buscar niños desaparecidos. En el mismo instante en que su pareja hace las maletas para abandonarlo, recibe la llamada de teléfono de un padre que, desesperado, le pide ayuda.  El caso lo conducirá a Capri, lugar en que aflorarán recuerdos de su niñez y de los dos personajes que marcaron su vida: el Sr. Martín y George. El reencuentro con el pasado llevará a Dani a reflexionar sobre su vida, sobre la historia de amor con su pareja y sobre las cosas que realmente importan.
«Dedicada a todos los que siguen queriendo ser diferentes y luchan
contra aquellos que desean que seamos iguales...»
ALBERT ESPINOSA


Poco a poco Albert Espinosa se convirtió en uno de mis autores predilectos, y está decidido que este libro en particular va a ser uno de mis favoritos para el resto de mi vida.


Cuando crees que conoces todas las respuestas, llega el Universo y te cambia todas las preguntas...
JORGE FRANCISCO PINTO,
maestro

Para cuando hice esta reseña, de Albert sólo había leído "El Mundo Amarillo" libro que, si bien me gustó, no pudo convertirse en mis favoritos porque es más una autobiografía que un libro "tipo novela". Que no está mal, eh, ojo, que lo disfruté... pasa que al no ser una novela quizás no hay trama para engancharme, entonces no podría convertirse en parte de mis favoritos.

De todas formas, creo que Albert tiene mucho talento para convertir historias tristes y algunas propias en ficción y hacer que te conmueva sin caer en la bajeza de tirarte gases lacrimógenos. Una historia que puede llegar a ser totalmente típica (la separación de una pareja, el llamado de un trabajo a realizar en ese mismo momento y el viaje que tiene que hacer para llegar hasta ese caso) pero que no cae por nada en lo obvio; el viaje introspectivo que se hace al pasado, y cómo Dani, el personaje principal, se redescubre poco a poco, gracias a personajes (que muchos aparecen tanto explícita como metafóricamente en la serie Pulseras Rojas y en su libro El Mundo Amarillo) que marcan o marcaron algo en su vida.

Pero tras la muerte de mis padres necesitaba cambiar, abandonar lo que ellos eran para convertirme en lo que yo jamás había sido.

Creo que las frases que Albert fabrica a lo largo del libro son de lo más precioso que he leído en mi vida. Son metafóricas y directas a la vez. Hace referencia a cosas personales dentro de los problemas de un otro que, de una u otra forma, es diferente, y en el camino te toca el alma.

Siento ser tan... mística, por así decirlo, pero la reseña de una chica en Goodreads me dejó algo que quiero compartirles: "Es sobre aprender, es sobre crecer, es sobre los errores que cometemos. Sobre esas personitas que marcan tu vida."

Se dice que es "un cúmulo de ideas a medio desarrollar", que "los flashbacks interrumpen la narración presente", pero esas son las personas que, como dice la chica del link de arriba, no comprenden la esencia de los libros de Albert Espinosa.

-Estar vivo es... dar vida -se respondió a sí mismo-. Dar vida a los que te rodean. Cualquier cosa que dé vida está viva, recuérdalo. Imagínate las vidas que han salvado esos faros, las vidas que han evitado que se hundan en la mar...

Los libros de Albert están llenos de sus experiencias y, por eso, muchos lo tildan de que en sus libros intenta dar una filosofía de vida. Bueno, en realidad escribimos sobre lo que sabemos, así que ¿por qué no incluir lo que a él le ayudó? Quizás ayude a otra gente. Quizás nos ayude. Quizás te ayude a vos.

Por eso valoro tanto los libros de Albert. Tienen ese algo que da vida, que hace que cierres el libro con una sonrisa, y lo recuerdes con cariño cada vez que lo veas en la biblioteca. Ni hablar de esa portada que, en mi opinión, es preciocísima. Los encargados de las portadas del sello Grijalbo siempre se portan, porque Brújulas también tiene una imagen hermosa.

A veces, en la vida pasa lo mismo: la dificultad de la pendiente te hace olvidar que no paras de progresar y subir.

En fin, creo que es uno de los mejores libros que leí en mi vida; también creo que es uno de los mejores que Albert escribió y que podrá escribir, porque el sentimiento que transmite entre estas pocas 201 páginas es maravilloso y casi imposible de igualar.

Ya, perdón que esté tan dulce; es que conocer a Albert, que me firmara los libros y darme cuenta de que es una persona tan increíble y cálida me hizo suavizarme. Igual ojo, que esto para nada tiene que ver con mi opinión sobre su obra.

¿Ustedes lo leyeron? ¿Qué piensan de Albert? ¡Cuéntenme, que quiero saber qué piensan!

4 comentarios:

  1. Honestamente, le temo muchísimo ha los libros de este señor. Temo que no me gusten y es que, de cierta forma, sus libros (especialmente por los títulos) se me antojan mucho. Espero poder leerlo algun día y dar una buena opinión.

    ResponderEliminar
  2. No leí ninguno de sus libros pero solo escucho maravillas respecto a los libros de él. Tu reseña fue excelente! Te mando un beso y te espero en mi blog :)

    ResponderEliminar
  3. Pues tengo ganas de leer algo suyo, puede que me decante por este porque...ME HAS CONVENCIDO jajajaja
    Abrazotes^^

    ResponderEliminar
  4. Tengo pendieente la primera parte, o bueno, no sé si quiero leerlo, pero gracias por la ...


    Gracias por apuntarte al reto de mi blog. xDDD

    ResponderEliminar

¿Algo para decir?